CAPÍTULO I: LA EVALUACIÓN INSTITUCIONAL

educacion - evaluacion - pedagogia - CAPÍTULO I: LA EVALUACIÓN INSTITUCIONAL - LA ÉTICA EN LA EVALUACIÓN INSTITUCIONAL - El proceso de evaluación institucional

CAPÍTULO I: LA EVALUACIÓN INSTITUCIONAL

CONCEPTO

Inicialmente debemos mencionar que entendemos por "Evaluación Institucional".

"El término evaluación, está unido a otros que lo enmascaran o determinan, es así cuando nos referimos a medir, calificar, apreciar, estimar. Nos identificamos con la eva-luación como un proceso cíclico y continuo de delinear, obtener y proporcionar información útil para enjuiciar alternativas de decisión."(2)

Podemos ver distintas maneras de enfocar a la Evaluación Institucional, entre ellas se destacan las siguientes:(3)

  • Evaluación como sinónimo de medición.

  • Evaluación como sinónimo de juicio profesional.

  • Evaluación como el proceso de comparar datos acerca de actuaciones con objetivos claramente especificados.

  • Evaluación como el proceso de identificar y reunir información para asistir a quienes deben tomar decisiones.

La evaluación debe ser entendida como un proceso para mejorar la calidad educati-va.

Aquí nos detendremos unos instantes para reflexionar acerca del proceso para mejo-rar la calidad educativa.

¿Por qué decimos que tiene que ser un Proceso? Porque conforma un conjunto de accio-nes interrelacionadas para el cumplimiento de un determinado fin.

Conforma un conjunto de acciones, porque no podemos concebirla como una única ac-ción.

Coincidimos con María Dolores Díaz Noguera (4) cuando manifiesta que "admitir la evaluación como un proceso es una cuestión muy complicada a la hora de llevarla a la práctica. Esto debe ser así, porque de otra forma no se comprende cómo no se introducen de manera paulatina y continua mas modificaciones en los diseños curricu-lares o se adoptan otras decisiones de carácter más autónomo por parte del profesora-do".

Ahora bien, que entendemos por Calidad Educativa, un término muy actual en la educación.

Bonifacio Jiménez Jiménez (5) nos clarifica al expresar que un indicador de la calidad educativa puede definirse como "la descripción de una situación, factor o componen-te educativo en estado óptimo de funcionamiento".

Arturo De la Orden (6) nos indica tres imperativos esenciales de calidad educativa que debe poseer un centro educativo, a saber :"

  1. Funcionalidad (el centro satisface las necesidades exigidas por el entorno.)

  2. Eficacia (alcanza los objetivos que se propone.)

  3. Eficiencia (alcanza dichos objetivos con coste razonable.)"

Si es capaz de combinar estos tres imperativos esenciales podemos estar hablando de un centro con calidad educativa.

Para el Dr. De la Orden el concepto de "calidad" nació como una necesidad de perfeccionamiento de los procesos productivos sociales, tendientes hacia la creación de una cultura de la calidad de procesos y productos de los sistemas empresariales de los países en desarrollo.

De esta manera, se postula que la calidad en la educación es el resultado de las interrelaciones existentes entre todos los elementos del proceso educativo. Por ello, se le considera no como un fin, sino como un instrumento que permite el conocimiento de estas conexiones, de sus resultados y de sus productos.

CARACTERÍSTICAS

Éste proceso (de evaluación institucional) debe poseer la característica de ser permanente e integrador. Permanente, porque debe llevarse a cabo en todo momento y no tener un fin, e integrador porque "La evaluación no es un apéndice agregado a los procesos edu-cativos, sino que por su papel orientador de planificadores, directivos, docentes y alum-nos debe asumir el carácter de una actividad sistémica, plenamente integrada con la función educativa y que por tales razones debe ser continua y no meramente episódica." (7)

TIPOS DE EVALUACIÓN INSTITUCIONAL

Podemos distinguir la siguiente tipología:

Según su funcionalidad podemos clasificarla en evaluación sumativa y norma-tiva.

EVALUACIÓN SUMATIVA:

Es aquella en que los resultados de la evaluación se utilizan para una determinada promo-ción, acreditación y / o calificación.

Determina la calidad de un producto asignando una valoración.

Según Arturo de la Orden (8) " la evaluación sumativa tiene generalmente un ca-rácter final. Esto quiere decir que se aplica al terminar un curso, un trimestre o un pro-grama.

Las decisiones básicas que se apoyan en este tipo de evaluación pueden agruparse en cuatro categorías:

  • Selección para ser admitido en un curso, programa o institución dentro del siste-ma educativo o para un puesto, función o misión fuera del mismo. (concursos).

  • Clasificación dentro de las distintas alternativas educacionales que se ofrecen en un punto dado del sistema.

  • Promoción de un nivel educativo a otro.

  • Certificación de competencias."

EVALUACIÓN FORMATIVA :

Es aquella evaluación que pretende perfeccionar el proceso que se evalúa, realizándose a lo largo de todo el ciclo de enseñanza – aprendizaje.

Se puede aplicar en cualquier momento, y su principal función es de retroinformación.

Arturo de la Orden (9) menciona seis usos principales de la evaluación formativa a sa-ber:

1) Toma de decisiones eficaces para garantizar la secuencia y el ritmo adecuados del aprendizaje.

2) Proporciona retroalimentación a los estudiantes sobre su situación en distintos momentos del proceso discente.

3) Proporciona igualmente retroalimentación al profesor.

4) Permite establecer las situaciones de aprendizaje adecuadas.

5) Permite cierto grado de predicción respecto a futuros aprendizajes de alumnos

6) Desempeña una función esencial en la investigación activa que, a su vez, es un factor importante en la innovación educativa y en el perfeccionamiento profesio-nal del profesorado en servicio.

Según el modelo – Patrón que se emplea la podemos clasificar en Normativa y en Criterial.

EVALUACIÓN NORMATIVA:

Es aquella que surge al comparar los resultados grupales y generales con la norma eva-luativa aplicada.

Este tipo de evaluación exige establecer una norma o escala de referencia, realizada des-pués de estudios estadísticos de rendimiento, con el objetivo de obtener una calificación.

Victor García Hoz (19) opina que la evaluación normalizada (normativa) "cumple un papel predominantemente social. La norma se extrae de un conjunto de sujetos y el resultado de la evaluación generalmente se utiliza para justificar, ante alguna entidad escolar o ante la sociedad en general, que un sujeto determinado reúne ciertas condicio-nes."

Podemos afirmar que el citado autor desea ir mas allá de la evaluación normativa, para poder prevalecer la evaluación personalizada.

En resumen, sobre la evaluación normativa afirma que "es un recurso social que es útil para tareas de selección, pero que dice muy poco respecto de la educación misma. La evaluación normalizada es un buen elemento para la clasificación de los alumnos, pero no suficientes para su educación."

EVALUACIÓN CRITERIAL

Cuando se consideran las situaciones particulares de cada alumno / institución en función de las normas impartidas.

Un criterio es según G De Landsheere" (11) , "un principio al que nos referimos, y que nos permite distinguir lo verdadero de lo falso", o mas precisamente " es una propiedad de un sujeto u objeto, de acuerdo al cual formulamos sobre él un juicio de apreciación"

En la educación personalizada, Victor García Hoz (12) afirma que "la evaluación no es simplemente una actividad normalizada, sino que se debe tener en cuenta las con-diciones personales del sujeto. Es decir, que se realice lo que se podría llamar evalua-ción personalizada, con el fin de saber qué es lo que se puede, y se debe, exigir a cada estudiante".

También menciona el citado autor"si la evaluación ha de ser considerada como un elemento educativo, es decir, si se ha de utilizar para ayudar a un sujeto en el proceso de su perfeccionamiento, en una educación personalizada es imprescindible la utilización de la evaluación personalizada, es decir la evaluación referida a un crite-rio."

Según el agente que la realiza podemos visualizar una Evaluación Externa y una Eva-luación interna o Autoevaluación.

LA EVALUACIÓN EXTERNA

Es aquella que se realiza por agentes externos a la Institución Escolar.

Un ejemplo de este tipo de evaluación es la que realiza la CONEAU (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria) siendo éste un organismo descentralizado y autárquico que actúa como agencia encargada de la tarea de evaluación Institucional de las universidades a partir de la sanción de la Ley Nro 24.521.

La CONEAU, expresa sobre la Evaluación Institucional (13) que " es una tarea ineludible para definir y diseñar el trabajo que ella supone. En esta reflexión partimos de pensar que la evaluación institucional supone un proceso complejo para determinar el valor de algo, que implica una delicada tarea de interpretación de un conjuntos de ele-mentos que interactúan configurando una realidad particular y significativa. De hecho, evaluar no es, rigurosamente la etapa posterior o final de un proceso, sino un momento en el camino para apreciar lo caminado, y decidir como continuar. Si se sigue profundi-zando, se puede decir que la evaluación que se formula debe aspirar a la credibilidad y al consenso.

Una Evaluación, asimismo, no son los datos, aunque estos sean indispensables, sino el proceso por el que se aprecia y discierne el valor de las acciones y realizaciones; un proceso profundamente humano que se nutre y se articula en el diálogo, la discu-sión y la reflexión."

En la evaluación externa se aprecia (14) " la organización y el funcionamiento de la institución, se observa la trama de su desarrollo, se valoran los procesos y los resultados y se recomiendan cursos de acción. La realizan personas que no pertenecen a la institu-ción universitaria, independientes en su criterio aunque sobre la base del proyecto insti-tucional de la misma, y a partir de la autoevaluación realizada.

Para llevar a cabo la evaluación externa, se definen pautas o criterios generales que con el tiempo y la experiencia se irán enriqueciendo y reformulando. Cada caso requerirá una específica adecuación de la evaluación externa a sus particularidades."

LA AUTOEVALUACIÓN

También descripta como evaluación interna, es aquella que se realiza desde la propia institución, y siempre con la misma finalidad que la evaluación externa que es de mejorar la calidad educativa.

Más adelante nos detendremos en la finalidad de la evaluación y el concepto de "Calidad educativa.

La evaluación interna (15) " nos informa de un proceso surgido de la necesidad de reflexionar desde el propio contexto, por parte de los propios agentes involucrados en él, sobre el valor y alcance de las actividades desarrolladas. Su propósito, como cualquier otra modalidad de evaluación, se orienta hacia la obtención de la información conside-rada mas relevante en el interior de un proceso o de una situación cualquiera. Sin em-bargo, el hecho de que sea autoevaluación supone una diferencia sustancial con otros modos de evaluar. Ser trata de que tanto el proceso como la metodología y la informa-ción obtenida se realiza, se elabora y se contrasta desde las propias necesidades, desde los valores y el punto de vista de los mismos agentes y desde la función social que éstos realizan."

Consideramos como el principal factor de éxito en toda autoevaluación a la participación y al compromiso que asumen todos los agentes educativos de la institución.

Con respecto a la participación, coincidimos con Diaz Noguera (16) que expresa que "El concepto de participación en cuanto desarrollo humano viene descripta como crecimiento, diálogo, convivencia, formación humana, responsabilidad, intervención, resolución de problemas, libertad, tolerancia, receptividad respecto a las opiniones de otros, relaciones y diversidad."

PROPÓSITOS DE LA AUTOEVALUACIÓN

  • Aporta información válida para la toma de decisiones

  • Da una visión global de la situación al momento de la institución

  • Sirve de base, para iniciar el proceso de la evaluación externa.

  • Proporciona herramientas válidas para la mejora de la calidad educativa.

FINALIDAD DE LA EVALUACIÓN INSTITUCIONAL

La finalidad última de la evaluación es mejorar la calidad educativa. Si este objetivo no se cumple, entendemos que se pierde la esencia fundamental que posee el proceso evaluativo.

El concepto de Calidad es siempre un concepto abstracto y relativo, es decir calidad en relación con.... Posee un carácter comparativo. Es multidimensional.

Entonces, se deberá poseer un marco referencial con el que debe confrontarse, estando constituído entre otros aspectos por la naturaleza de la Institución a evaluar, su Proyecto Educativo Institucional, sus objetivos, etc.

En definitiva, la respuesta a la pregunta ¿ POR QUÉ EVALUAR ? (17) es clara: " Para mejorar la calidad educativa del centro mediante algunos de los siguientes objetivos a saber:

· Conocer la situación de partida del Centro.

· Facilitar la formulación de un modelo de actuación.

· Detectar las dificultades que se presenten.

· Detectar progresivamente los elementos positivos.

· Regular el proceso de aplicación continua del modelo de actuación.

· Conocer los resultados obtenidos al final del período fijado para la implementación del modelo.

· Valorar los resultados obtenidos.

· Replantear el modelo de actuación del centro.

Se favorece la calidad educativa, como finalidad última, mediante juicios de va-lor, dando bases sólidas y profesionales para la toma de decisiones.

El Juicio de Valor que emana en toda evaluación, será producto de una elaboración reali-zada por expertos, por profesionales de la educación.

" La evaluación debe aportar una comprensión más profunda del proceso educacio-nal, debe producir juicios de valor profesionales, basados en supuestos evaluativos debi-damente clarificados, en datos empíricos, y en supuestos relativos a la validez de esos juicios que deben guardar estrecha relación con los objetivos, contenidos y funciones de la entidad evaluada. Estos juicios deben presentarse en forma tal que asistan al proceso de toma de decisiones." (18)

Los directivos del Centro, con el juicio de valor que es presentado por los profesionales, mediante el informe de evaluación, cuentan con una verdadera herramienta útil para su toma de decisiones que llevará a mejorar la calidad educativa del Instituto que dirigen.

ALCANCES

Una vez que hemos dado el marco conceptual a la evaluación, debemos señalar ¿ Quién es evaluado ?, ¿ A quién va dirigida la evaluación ?.

Existe una tendencia a expresar que el evaluado es el alumnado en general, pero la eva-luación va mucho más allá del alumno, pues abarca a la administración Educativa y al Centro Escolar.

¿Porqué se ha centrado la evaluación en el alumnado?

Podemos afirmar que el centrar la evaluación en el alumno es una errónea interpretación de cómo debe realizarse la evaluación, y coincidimos con muchos autores que manifies-tan como se utilizaba la evaluación como elemento de poder para sancionar cuando no se obtenían los resultados esperados.

Ahora bien, esa utilización inadecuada de la evaluación, que lleva a centralizarla en el alumnado, nos da las bases necesarias para recalcar la importancia de la evaluación del Centro Escolar, más considerando que el principal indicador de la calidad del funciona-miento del sistema educativo es el rendimiento del alumno que está condicionado por la organización del centro.

Se evalúa la administración educativa porque es allí desde donde se dirige toda la gestión, pudiéndose detectar errores que perjudiquen a la tan mencionada Calidad Educativa.

Se evalúa al Centro Escolar, por ser un eje y pieza clave de cualquier sistema educativo.

" El sistema Educativo está al servicio de los educandos y perdería su sentido si los objetivos de formación que se propone no se consiguieran mayoritariamente. Pero, ¿dónde tiene lugar la acción educativa sistemática?. Evidentemente en los Centros Esco-lares." (19)

Estos son eje y pieza clave de cualquier sistema educativo porque abarca tanto a los di-rectivos, a los profesores, a la familia y a la comunidad donde se desenvuelve el centro escolar.

LA ÉTICA EN LA EVALUACIÓN INSTITUCIONAL

El análisis ético posee un rol significante en la evaluación, sin ella no existiría.

Consideramos que la evaluación es ética desde un comienzo, sino no es evaluación.

"Más importante que evaluar y que evaluar bien, es saber al servicio de que personas y de que valores se pone la evaluación. Porque la evaluación es más un proceso ético que una actividad técnica."(20)

Entonces, podemos afirmar que "Los aspectos técnicos (de la evaluación institucional) adquieren sentido cuando son guiados por principios éticos.

"Existen dos categorías el de ser objetivos y el de ser justos. Cómo cuestiones de razonamiento técnico y de las preocupaciones, que conlleva surgen preguntas sobre ¿Qué evaluar? ¿Cuándo evaluar? Y ¿Cómo evaluar?. Desde el interés técnico se busca evaluar con bases científicas para garantizar el rigor de los métodos racionalmente pla-nificados. Con preocupaciones sustantivas desde la perspectiva ética, surgen preguntas que expresan el interés por conocer al servicio de quién está la evaluación, que fines persigue y que usos se dará a la información y a los resultados de la evalua-ción".(21)

Decimos que la evaluación es una cuestión ética más que una cuestión técnica, porque interactúan personas que elaboran juicios de valor sobre una situación determinada en el cual están involucradas otras personas.

Con respecto a los aspectos técnicos de la evaluación, debemos mencionar que realmente adquieren sentido cuando son guiados por principios éticos, y así poder descartar lo que podemos llamar la evaluación oculta, que es aquella que se guía por parámetros desco-nocidos por el evaluado.

Es tan así que Santos Guerra (21) manifiesta que "los efectos benefactores de la evaluación pueden ser anulados con facilidad:

  1. Descalificando el proceso mismo de la evaluación como poco científico o poco signi-ficativo.

  2. Atribuyendo los resultados de la evaluación a diversas causas que eximen de tenerlo en cuenta.

  3. Manipuleando las conclusiones que puedan extraerse del proceso de evaluación."

Hay coincidencia entre todos los autores sobre la cuestión ética, y casi todos remarcan que no debe ser una actividad punitiva y que no debe servir para normatizar, ni para pres-cribir sino para interpretar, cambiar y mejorar en la institución.

Simons (1981) (22) subraya " que se debería evaluar éticamente, si no corremos el peligro de que la evaluación se convierta en un instrumento de opresión"

Asimismo Santos Guerra (1989) (23) dice que la evaluación " ha sido instru-mento de control, de amenaza, e incluso de venganza....."

Por todo lo expuesto en este capítulo, y tomando conciencia de la cantidad de autores que definen a la Evaluación Institucional, asumiremos nuestra posición, dando la definición de la autoría de éste Trabajo Final de Licenciatura.

DEFINICIÓN

Definimos a la Evaluación Institucional como:

UN PROCESO PERMANENTE E INTEGRADOR, QUE SE DESARROLLA DENTRO Y/O FUERA DE LA INSTITUCIÓN, A LOS EFECTOS DE FAVORECER LA CALI-DAD EDUCATIVA, MEDIANTE JUICIOS DE VALOR, DANDO BASES PARA LA TOMA DE DECISIONES. LA EVALUACIÓN INSTITUCIONAL, VA MAS ALLÁ DEL ALUMNO COMO OB-JETO DE EVALUACIÓN, PUES ABARCA TANTO A LA ADMINISTRACIÓN EDUCATIVA, COMO AL CENTRO ESCOLAR Y AL ALUMNADO. SE CONFIGURA COMO UNA PRÁCTICA REFLEXIVA, SISTEMÁTICA Y AUTO-RREGULADORA QUE SE SUSTENTA EN SUS TRES EJES FUNDAMENTALES, EL AXIOLÓGICO, EL TEÓRICO Y EL METODOLÓGICO.

El proceso de evaluación institucional

 
Ver tambien
 
comparte esta página en:

© Copyright 1999-2014 idoneos.com | Política de Privacidad